Reseña Histórica

La Federación Nacional Chilena de Paracaidismo, también conocida como PARAFECH, es una entidad sin fines de lucro que se fundó el día 2 de agosto de 1978, donde obtuvo su reconocimiento legal por Decreto Supremo N° 548 del Ministerio de Justicia de fecha 6 de abril de 1979, publicándose en el Diario Oficial el año 1979. Los socios fundadores de la Parafech fueron (i) Club de Paracaidismo Deportivo de Santiago Diablos Rojos, (ii) Club de Paracaidismo Deportivo Escorpiones, (iii) Club de Paracaidismo Deportivo Boinas Azules, (iv) Club de Paracaidismo Deportivo Boinas Negras, (v) Academia Chilena de Paracaidismo, (vi) Club de Paracaidismo Deportivo de Carabineros.

Desde los inicios del paracaidismo en nuestro país, este deporte ha tenido una gran cantidad de adherentes, proliferando las disciplinas mas “clásicas” que se mantienen practicando hasta el día de hoy, como lo son la precisión de aterrizaje y formación en caída libre. Destacamos que desde la década del 90` el paracaidismo ha crecido de manera exponencial no solo en la cantidad de personas interesadas en practicarlo, sino que también en las tecnologías desarrolladas por los fabricantes en los equipamientos, materiales y dispositivos electrónicos que fomentan su práctica de manera segura. Así como el avance de las tecnologías y materiales utilizados en los paracaídas, las modalidades de práctica del deporte también han conseguido avanzar creando nuevas disciplinas y tendencias, lo que suma mayores desafíos y pone a prueba las capacidades del cuerpo humano y su adaptación al medio.

Hoy en día la Federación está enfocada a revivir la camaradería en el paracaidismo, invitando a los más antiguos a compartir con los más nuevos, y vice-versa para generar sinergias, crecimiento tanto participativo como competitivo de manera sana, fomentar las buenas prácticas desarrollando el deporte pro-seguridad, inclusivo, que dé confianza, apoyo, tranquilidad y escucha, ser promotor del auto cuidado y seguridad en vuelo como componente principal de la práctica del deporte.

Ser paracaidista es pertenecer a una gran familia, independiente del idioma que se hable, religión o país donde se practique, en el aire desaparecen los miedos, se revive la emoción y cada paracaidista vuelve a ser un inocente niño con el hambre de crecer y avanzar en cada una de las distintas disciplinas que practica.p

Scroll to top